Blanqueamiento dental

El paso de los años y el consumo de café, tabaco y vino, hace que los dientes vayan perdiendo progresivamente su color natural, volviéndose de color amarillento o grisáceo. También influye en el color de los dientes la genética, que determina el color natural de los dientes, y el consumo de tetraciclinas, una clase de antibióticos que producen un oscurecimiento permanente de los dientes.

Por ello, cada vez es más habitual acudir al dentista para someterse a un tratamiento de blanqueamiento dental, porque blanquear los dientes proporciona una sonrisa agradable que transmite belleza, juventud y salud.

Hay distintos tipos de blanqueamientos, en cualquier caso, no dudes en consultarnos cuál es el más indicado para cada caso.